OPINIÓN | En Colo Colo, la solución estaba en la cantera

Desde entonces, pero incluso antes, año tras año la pregunta era la misma: ¿Qué pasa con la cantera del ‘Cacique’? Tras varias temporadas, por fin la solución a los problemas en los albos la encontraron en sus juveniles.

Por mucho tiempo se criticó la gestión de Colo Colo en sus divisiones inferiores. Desde hace años que los albos no han sido capaces de exportar jugadores como antaño. El último fue Claudio Baeza en su venta a Arabia Saudita en 2019. Desde entonces, pero incluso antes, año tras año la pregunta era la misma: ¿Qué pasa con la cantera del ‘Cacique’? Tras varias temporadas, por fin la solución a los problemas en los albos la encontraron en sus juveniles.

A diferencia de otros proyectos en Chile, como Universidad Católica o Huachipato, o de ejemplos en el continente como Independiente del Valle, en Colo Colo no ha habido confianza en sus juveniles. La regla del sub 20, hoy sub 21, era un dolor de cabeza para los entrenadores al no contar con canteranos de nivel para ser titulares. La dirigencia es el principal culpable de esto: al armar los planteles año tras año, no se tomaba en consideración la regla de tener un juvenil en cancha.

De esta manera, a Colo Colo han llegado refuerzos que, debido a su “experiencia” o su alto sueldo, debían jugar y taponaban la oportunidad de los juveniles. El cambio se dio gracias -o por culpa- de la pandemia. No fue por convicción, no fue por seguir un proyecto. No fue por confianza en los juveniles. No. Fue por necesidad. Las constantes lesiones de los titulares, obligaron a Gustavo Quinteros a confiar en los canteranos. Iván Morales y Williams Alarcón, dos que sí llevaban más tiempo alternando titularidades, fueron ganando más terreno.

No obstante, fue Jeyson Rojas el primero en demostrar que, efectivamente, la solución a los problemas en Colo Colo estaba en la cantera. A él se sumó Bryan Soto, sumando buenos minutos la temporada pasada. Fue Rojas el que abrió la puerta a una generación que pedía oportunidades a gritos. Como coincidencia (o no), esta camada de Rojas, Soto, Daniel Gutiérrez, Vicente Pizarro, Luciano Arriagada, etc. Han sido campeones en divisiones inferiores de la mano de Luis Mena. La denominada ‘generación Mena’ en la cantera alba, además, ha sido pilar de selecciones sub 17 y sub 20. Condiciones había, solo necesitaban la oportunidad.

El último en sumarse a este carro fue Daniel Gutiérrez. Nuevamente por necesidad ante diversas bajas, no por convicción. Pero en cuatro partidos demostró sobriedad, tranquilidad y condiciones para ser titular en Colo Colo. Pero también demostró, en cancha, donde de verdad vale, que la cantera alba tenía la capacidad de resolver problemas. Ahora el ‘Cacique’ tendrá una tarea no menor: Mandarlos de vuelta a la banca, priorizando a jugadores más experimentados o nuevos fichajes como Emiliano Amor, significará pausar el crecimiento de jóvenes que ya demostraron ser un aporte al equipo. Como hace tiempo no pasaba, la cantera de Colo Colo dio un golpe al mesón y se presentó como opción válida para el primer equipo.

Previous Post

Crean ‘Superliga’ sudamericana con Colo Colo presente

Next Post

ANÁLISIS | ¿Por qué la ‘U’ no logra sacar el mejor rendimiento de Marcelo Cañete?

Artículos Relacionados