ENTREVISTA | Andrew Zamorano, el uruguayo-chileno dirigido por Diego Forlán

Andrew Zamorano milita en el Atenas SAD de Uruguay donde lo dirige el ídolo charrúa Diego Forlán

Andrew Zamorano es hijo de padre chileno. Aunque ha pasado toda su vida en Uruguay, mantiene su conexión con Chile. Hoy, a sus 26 años, juega como lateral izquierdo en el Atenas SAD de la Segunda División del país ‘charrúa’. Lugar donde es dirigido por uno de sus ídolos: Diego Forlán. Con ‘Cachabacha’ a la cabeza, el equipo del uruguayo-chileno forma un proyecto ambicioso en busca del ascenso a Primera División.

¿Cómo se da tu llegada al Atenas SAD?

Inicié mi carrera juvenil en River Plate de Uruguay, luego me fui a primera de Cerrito en la B, luego a la tercera de Cerro, ahí me encuentro con Villa Española. Ahí en mi primer año quedamos fuera del play-off, perdimos la final del ascenso y al otro año logramos ascender directamente, gracias a ese campeonato llego a Atenas. Estuve en Chile, fui a probar suerte. Pero por problemas familiares me tuve que devolver y no pude continuar allá. Estuve en el SIFUP, el técnico era Rodrigo Meléndez.

Se te considera un lateral más ofensivo, ¿Cómo describirías tu estilo de juego?

Soy lateral, pero me proyecto más hacia el ataque. Creo que es mi fuerte. Más la parte ofensiva, que la defensiva.

¿Cómo ven desde Uruguay al fútbol chileno a nivel de clubes y selección?

A nivel de selección se le ve mucho mejor. Chile ha crecido a nivel de selección, es una realidad. Y a nivel de equipos también, yo como jugador uruguayo, no solo yo, sino que otros compañeros quieren ir a Chile. Por el hecho de que es un fútbol mucho mejor pagado que el de Uruguay, es otra vitrina y lo veo como un salto.

Hoy se dan muchos casos como el tuyo, de jugadores con doble nacionalidad, ¿qué opinas al respecto de esa posibilidad de representar a dos países?

Yo creo que es una oportunidad linda, ya que le dan al jugador a elegir dos selecciones y también es mucha responsabilidad, porque creo que tampoco sería fácil. A nivel personal, que viví y me crie y tengo una vida en Uruguay, si me llegara a pasar que me llamen en Chile sería una decisión difícil, aunque no deja de ser lindo porque otro seleccionado te está pidiendo.

Si tuvieras la oportunidad de jugar en algún club chileno, ¿Qué camiseta te gustaría vestir?

De fútbol chileno siempre me atrapó la Universidad de Chile, pero no me molestaría jugar por ninguno. Tengo más simpatía por la ‘U’, pero el fútbol chileno es mejor pagado que el de Uruguay entonces no tendría ningún tipo de problema si otro club me abriera las puertas.

Dices que en Chile se paga mejor que en Uruguay, ¿qué diferencias ves en ese sentido entre ambos países?

Si, tienen muchos más beneficios, en temas de derechos de imagen y en los atrasos de sueldo, por ejemplo. En Uruguay eso se está regularizando en el último tiempo, tuvimos una charla de la mutual de fútbol uruguayo hace unos meses y se copió la medida que tiene Chile, que, si el club no paga los sueldos, queda desafiliado, o pagan multa. Acá se está tomando la misma medida, la idea viene de Chile. Los derechos de imagen son mucho más grandes de lo que se paga en Uruguay y entran otro dinero. Yo escucho muchas anécdotas que te hacen decir “Ah vas a Chile y vivís con mil dólares, pero tirado para atrás”. No solo se cobra bien, sino que además es un país bastante económico para vivir.

Desde el 2015 que los partidos entre Uruguay y Chile se viven de una manera distinta…

Desde lo que pasó entre Cavani y Jara, se agarró algo entre selecciones. Gracias a eso se le agarró más de pica a Chile.

¿Cómo es la experiencia de ser dirigido por un ídolo de Uruguay y del fútbol mundial como Diego Forlán?

Es algo nuevo y además emocionante, porque recibo muchos mensajes de amigos diciéndome “consígueme un autógrafo” y cosas así. Yo me acuerdo del Mundial 2010, lo tenía en la pantalla, gritaba sus goles aferrándome a las rejas de mi casa y hoy lo tengo como entrenador y es algo que es difícil y emocionante de contar. Es una experiencia única.

¿Cómo es tu comunicación con él? ¿Qué te pide dentro de la cancha?

Mi comunicación con él es muy buena. Él me pide el juego por las bandas, que le gusta mucho. El desborde y el centro hacia el 9. A nivel grupal pide que juguemos con el balón. Va mucho por lo táctico. No solo él, el cuerpo técnico que tiene detrás analiza mucho y sí, siempre con el balón.

¿Cómo analizarías la importancia de los laterales en el fútbol actual?

Es un puesto importante, es difícil jugar con línea de 3, con línea de 4 -dos zagueros y dos laterales- te da una mejor cobertura. Cuando un lateral ataque, quede una línea de 3 planteada y no una línea de 3 fija con 3 centrales, sino que tener la sorpresa de un lateral llegando como volante o como extremo en situación de partido.

¿Y en lo físico? Hoy es vital que recorran todo el partido la banda.

A nivel personal, a mí me encanta recorrer la banda de punta a punta prácticamente, siempre y cuando el físico te dé. Llega un momento en que se siente el desgaste, y ahí es cuando más tienes que plantarte en tu zona, la defensa. Pero a nivel personal, me encanta subir y bajar, me encanta pasar al ataque como cortar un pase o un gol. Es emocionante porque estas cubriendo tu arco y atacando el arco contrario.

 

 

Previous Post

Javier Mascherano reveló el dolor del camarín tras la derrota en Copa América 2016

Next Post

Gonzalo Espinoza adelantó duelo con Audax: “Tenemos la posibilidad de jugar con uno de los punteros”

Artículos Relacionados